FRUTILLA

FRUTAS

La frutilla posee grandes propiedades energizante y antioxidante. Posee una alta dosis de vitamina C, además de ser rica en fitonutrientes que permite contrarrestar los efectos de los radicales libres, que son el origen en muchas ocasiones los causantes de ciertos tipos de cáncer. Por si fuera poco, la frutilla ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo, aumentando la producción de colágeno. Además su alto contenido en ácido cítricofacilita la acción desinfectante así como alcalinizadora de la orina.

El consumo de frutilla ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, ya que salvaguarda particularmente al corazón de posibles riesgos por su contenido en minerales y por su efecto antiinflamatorio. Es de mencionar que se recomienda la ingesta de frutilla en personas que padecen de problemas musculares o dolores óseos.

La frutilla es ideal para evitar el dolor menstrual y paliar algunos efectos de la menopausia, y al ser una fruta diurética, ayuda a evitar la retención de líquidos, algo muy común en el embarazo y en el síndrome pre-menstrual. Por si fuera poco, las frutillas ofrecen más beneficios para la salud. Al poseer fibra soluble, facilita la menor absorción de carbohidratos, así como mejora el tránsito intestinal, contribuyendo de este modo al mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre por lo que con su consumo podrás evitar igualmente las bajadas de azúcar que suelen originar que comas de más o que te apetezcan determinados alimentos.

Por eso, la frutilla es una excelente alternativa para bajar de peso y mantenerte luego en ese peso deseado, porque su consumo no produce grandes calorías. Otros beneficios del consumo de frutilla es que facilita la absorción del hierro de los alimentos por parte del organismo. Además, favorece la resistencia del organismo a infecciones porque por sus propiedades alimentarias se aumenta la producción de anticuerpos, mejorando de este modo las funciones del sistema inmune.

Los beneficios de consumir frutilla trascienden lo meramente físico: mejora el estado anímico. Diversos estudios han demostrado que con el consumo de frutilla las personas suelen sentirse más tranquilas y reducen los niveles de ansiedad.

Para sentir los efectos beneficiosos de las frutillas hay que consumir aproximadamente unos 100 gramos diarios. Tomando 500 gramos de frutillas/día durante 2 semanas se que mejora la capacidad antioxidante de la sangre.

Y los estudios sobre los beneficios para la salud del consumo de frutilla continúan: una investigación reciente en la Universidad Estatal de Ohio reveló que comer fresas previene el cáncer de esófago. Además, otros estudios han demostrado que la fisentina, un flavonoide natural presente en la frutilla, estimula la memoria a largo plazo.